miércoles, 14 de noviembre de 2007

RIO SEGURA CIEZA-ABARÁN-BLANCA

La ruta que llevamos a cabo, este sábado, nos ha permitido adentrarnos y disfrutar de algunos de los rincones y paisajes más bonitos de nuestro querido río Segura. El recorrido lo iniciamos en la población de Cieza, pasamos por Abarán y llegamos finalmente a Blanca.
Los protagonistas de esta aventura fueron; el patrón de este blog, Fernando, y mi compañero Pablo.
Al tratarse de un recorrido lineal de unos 12Km utilizamos dos vehículos. El primero lo dejamos junto al puente del Segura en Blanca y desde este punto con la furgoneta de Pablo nos dirigimos hacia Cieza, por la
MU 512, que la tomamos junto al punte de Blanca. La furgoneta la aparcamos poco después del Hospital de Cieza, nada más entrar en la población.
A las 10:00H iniciamos nuestro recorrido en el paseo de Ronda de Cieza, junto a la carretera MU 512 en dirección a Abarán y, justo antes de llegar al cruce del Hospital de Cieza tomamos un camino a la derecha que nos lleva hacia el río. El camino en este inicio es bueno, las bellas huertas de frutales y hortalizas dominan el paisaje, pues el río practicamente no se ve en este punto debido a los grandes cañizales. Sobre nosotros contemplamos el cerro de La Atalaya y el poblamiento árabe de Medina Siyasa.
Continuamos por el margen izquierdo hasta pasar Abarán.
En este primer tramo la única dificultad que plantea el recorrido es una zona de cañas en la que nos tendremos que adentrar por espacio de unos 25-50m, no obstante, el sendero se detecta relativamente bien, aunque no como debiera. Desde aquí, un tirón de orejas monumental para el concejal de turismo de Cieza, pues el recorrido a pie desde Cieza a Abarán, por un sendero limpio y seguro, debería ser una prioridad para esta corporación municipal.
Al salir del cañizal nos encontramos con dos balsas tradicionales que dejamos a la izquierda para continuar nuestro descenso por el margen izquierdo. Tras unos 2Km salimos de nuevo junto a la carretera Mu 512, en este punto, junto al río contemplamos un cable que cruza el río y una barcaza abandonada que eran utilizados, hasta hace no mucho, por el último barquero del río, para poder conectar esta orilla con la impresionante finca de Menjú. Restos de un tiempo pasado muy cercano que no deben quedar en el olvido. El PR continua paralelo al río sin salir a la carretera, pero está impracticable, "nuevo tirón de orejas",es necesario continuar por la carretera unos metros hasta llegar al azud de Menjú.
A la altura de la barcaza paró un coche y de él salió un hombre de unos 40 años, que al vernos hacer fotos se interesó por lo que estabamos haciendo y muy amablemente nos indicó algunos puntos interesantes para fotografiar, entre ellos una formación rocosa sobre la finca de Menjú que según el paisano tenía forma de gorila.
Al llegar al azud es necesario una parada para deleitarse con la belleza del paisaje, el vuelo de las garzas reales, el sonido de un río vivo, y la impresionante finca de Menjú, expropiedad de la familia Payá, hoy adquirida por el ayuntamiento de Cieza. Ya veremos para qué.
Continuamos con precaución unos pocos metros por la carretera, hasta que llegamos a la rambla del Moro. El PR está señalizado para descenderlo a la derecha por unas escaleras junto a un cañizal, pero un amable agricultor nos comentó que las escaleras estaban en muy malas condiciones y que era mejor pasar la rambla, descender a esta por la izquierda de la carretera y para pasar por debajo del puente hasta alcanzar de nuevo el PR.
A partir de este punto el recorrido está bastante bien señalizado, por lo que ya no nos encontramos más sorpresas hasta llegar Blanca.
Tras pasar por debajo del puente y alcanzar de nuevo el PR, a unos pocos metros, tomamos un sendero que sube a la izquierda junto a una casa y nos adentramos en La Ruta de Las Norias.
La belleza del paisaje es sorprendente, huertas tradicionales, acequias rebosantes y de pronto, una tremenda sorpresa; la noria de Don García, espectacular, laboriosa, y muy caudalosa. Echad un vistazo a las fotos, sin palabras.
A algo menos de 1 Km se encuentra el entorno del paseo de Abarán, un gustazo para los abaraneros. Y justo antes de este paseo, el río se abre ante nosotros y nos muestra una bella estampa en donde tienen acomodo los amigos pescadores. Pues, aunque parezca imposible, nuestro Segura cuenta con tramos limpios en donde todavía se pueden pescar truchas, percas...y un largo numero de especies que me comentaron los pescadores y que ya no recuerdo.
En este punto disfrutamos de los conocimientos de un experimentado pescador que nos contó cantidad de cosas sobre la pesca en esta zona. Mi compañero Pablo quedó prendado, es aficionado a la pesca, y prontó volverá.
Nos adentramos en el paseo y a pocos metros, a nuestra izquierda, aparece la noria Grande, que según dicen es la más grande de Europa, una pasada. Continuamos por el parque de Abarán, donde nos comimos unos bocatas. Llevamos unos 6Km y tras pasar bajo dos puentes continuamos el PR unos metros por una calle de circunvalación de Abarán hasta que regresamos de nuevo al río, para ello tomamos un camino a la derecha, desde donde se accede a un paseo muy bien cuidado y un imponente azud en el que estaban pescando a mosca. El PR está bien señalizado, continuamos por el paseo hasta cruzar por un puente al margen dereecho del río, donde salimos al canal de Nicolás, en este canal cruzamos el segundo puente y subimos por un zig zag hasta lo alto de una loma, las vistas son preciosas. Continuamos el PR, pasamos junto a una estación depuradora y al llegar a una bifurcación giramos a la izquierda para bajar de nuevo al río.
Nos mantenemos en la llamada Senda de los Moriscos, el recorrido no tiene perdida.
Tras unos 11Km y unas 3H30´disfrutando del río Segura y de sus huertas llegamos hasta la misma población de Blanca. Recogimos el primer coche y tras comer en Abarán en el Rest. Pericón recogimos el segundo coche en Cieza, y así terminamos la aventura de este fin de semana.
Hasta la semana que viene....que creo que vamos de escalada con mi compañero Pedro.

No hay comentarios: