domingo, 31 de enero de 2010

SIERRA ESPUÑA. VALLE DE LEIVA.



Esta ruta la llevamos a cabo el pasado viernes 29 de enero, aprovechando la fiesta del patrón, San José de Calasanz. Nos decantamos por Sierra Espuña sin tener previsto un destino claro, pues el día antes estabamos barajando la posibilidad de salir en bicicleta, pero ante la duda, siempre Sierra Espuña.
Nada más levantarme salí al balcón a ver que tiempo hacía, a lo lejos se divisaba el blanco sobre las cumbres de mi querida Espuña. Ya no había duda posible, la decisión sobre nuestro destino se había resuelto en un instante.
A las 9:30H comenzabamos la ruta en el área recreativa de la Perdiz, mismo iniciode la ruta anterior. La ruta es circular y algo durilla, sobre todo en el comienzo del primer ascenso a la cuerda de las paredes de Leiva, ya que no hay sendero definido y el desnivel es importante. Desde el aparcamiento del área recreativa de la Perdiz tomamos el camino que va al Valle de Leiva, no tiene perdida, y a continuación cogemos la Senda de los Dinosaurios perfectamente indicada a través de un panel informativo. Después de 1Km más o menos, y tras cruzar el puente colgante, llegamos a la pista forestal del Valle de Leiva, la cogemos en sentido ascendente hacia la izquierda, y a unos 500m tomamos otra pista a la derecha, que es la que nos lleva en dirección al Berro y que coincide con el GR 252. Otra alternativa para esta ruta es iniciarla desde el Berro.
Continuamos la ruta por el camino que nos lleva en dirección al Berro hasta que a nuestra izquierda vemos una casa solitaria perfectamente cuidada y rehabilitada. Desde la parte de atrás de la casa comenzamos el ascenso a la Cuerda del Estepar, una subidita un tanto dura y dificultosa, en la que deberemos ir buscando entre matorrales los pasos utilizados por los animales. Una vez arriba, tras 1h más o menos de ascenso, las vistas son espectaculares tanto del Valle de Leiva como del Morrón Chico y de la Morra de las Moscas. Ahora sólo nos queda continuar por encima de la Paredes de Leiva teniendo precaución en los cortados hasta llegar al descenso del Portillo, un paso natural en forma de "U" que permite descender al valle de Leiva y que reduciría significativamente nuestra ruta. Otra alternativa, en sentido inverso, es ascender todo al valle por la pista forestal hasta el Collado Blanco, para a continuación remontar hacia la derecha hasta la Morra de Juan Alonso y Paredes de Leiva hasta llegar al Portillo y descenderlo de vuelta. Pero mucho cuidadín si optáis en algún momento por descender el Portillo, sólo para montañeros colegas.
Bueno, volviendo a la ruta, esta parte del recorrido es espectacular y nada compleja, pero hay que tener precaución con el terreno pues está muy erosionado. Tras superar la Morra de las Cucalas, la Morra del Portillo(1.212m), la Morra de los Picachos, la Morra de la Carrasca y la Morra de las Bojas(1.289m) llegamos a la Morra de Juan Alonso final de la cuerda de las Paredes de Leiva. Esta ruta siempre la recordaremos porque a Pedro se le hacía tarde para recoger a su Pedrito, y realizó un descenso antes de llegar a la Morra de las Bojas "pa haberse matao", pero a ver quien le convencía de lo contrario. En este punto comenzamos el descenso hacia el Valle, pero primero debemos atravesar la valla del parque. El descenso nos llevará hasta el Collado Blanco, desde donde nos podemos asomar a Prado Mayor. Comenzamos a descender por el camino forestal del Valle de Leiva hasta que llegamos al cruce de la Senda de los Dinosaurios en dirección a la Perdiz, nuestro punto de partida. Tras unas 4 horas de ruta, sin parar, salvo para retomar el aliento y beber agua, habíamos concluido nuestro recorrido, lo cual se merecía unas birras muy frías en la Perdiz.

Ver Paredes de Leiva en un mapa más grande

1 comentario:

FRANCISCO JOSE dijo...

Enohrabuena por describir esta ruta. Nosotros estuvimos ayer subiendo el Morrón Chico pero en vez de por la senda del Caracol, más rectos hacia la cima. Es impresionante. Sierra Espuña es estupenda. Un saludo. Paco Guzmán e hijos (pguzman@um.es)